Parque Nacional de Ordesa, Pirineos y Sierra de Guara

Archive for 7 julio 2010

Monte Perdido, Junio 2010

Posted by Pedro A. Martín en 7 julio 2010


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

1-Alicia en la cima de Monte Perdido (3355 m.)

2-El Cilindro (3328 m.) desde Monte Perdido

3-S0um de Ramond o pico de Añisclo (3263 m.) desde Monte Perdido

4-Al fondo Monte Perdido0

5-Con Alicia en la cima (Foto: Jenny)

6-Jenny, Miguel Ángel y Marc en la pala final

7-Alicia en la pala

8-Con Alicia en un descanso (Foto: Jenny)

9-El Cilindro desde cerca del Ibón

10-Valle de Ordesa. Al fondo El Cilindro, Monte Perdido y Soum de Ramond

11-Valle de Ordesa. Al fondo la Brecha de Rolando y El Casco (Desde la Faja de  Pelay)

12-Valle de Ordesa. Circo de Cotatuero (Desde la Faja de Pelay)

13-La Fraucata (Desde el Mirador de Calcilarruego)

14-Valle de Ordesa. Tozal de Mallo y al fondo Mondarruego (Desde el Mirador de Calcilarruego)

 

Fotos: max

Anuncios

Posted in Fotos, Fotos montaña, General | Etiquetado: , , | 6 Comments »

“Buitres”

Posted by Pedro A. Martín en 6 julio 2010


El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Fotos: Pedro A. Martín

El buitre leonado (Gyps fulvus) es una especie de ave falconiforme de la familia Accipitridae. Es una de las mayores rapaces que puede encontrarse en la Península Ibérica, superando en envergadura (hasta 260 cm.) incluso al águila imperial ibérica.
En la base del cuello se encuentran una serie de largas plumas blancas y leonadas, a modo de gorguera. En el dorso, parte anterior de las alas y vientre, el plumaje es de color canela. En el resto del cuerpo el plumaje es pardo oscuro.
El pico, pardo por arriba y amarillo en los bordes, es ganchudo y arranca largas tiras de carne con facilidad. Las patas son grises y bastante débiles, pues no necesitan capturar presas como las de las águilas y halcones.
Se conocen dos subespecies de buitre leonado’:
Gyps fulvus fulvus – del noroeste de África y la Península Ibérica hasta Oriente Medio.
Gyps fulvus fulvescens – Afghanistan, Pakistán y norte de la India hasta Assam.
Junto con el buitre negro, el quebrantahuesos y el alimoche (en verano), es una de las pocas especies de buitres que pueden verse en Europa, pues se le puede encontrar en España, Portugal, zonas aisladas de Francia (donde ha sido reintroducido) e Italia, buena parte de los Balcanes y Crimea. El resto de su distribución abarca varias partes de África septentrional y Asia occidental, desde Turquía, Arabia y el Cáucaso hasta las estribaciones del Himalaya y el noroeste de la India.
En España destaca la elevada densidad de la especie en zonas, muy especialmente, de la Celtiberia histórica. Destacar las poblaciones de las Hoces del río Duratón, del Cañón del río Lobos, Alto Jalón, Campo Taranz, parameras de Maranchón, altos de Barahona y toda la zona del parque natural del Alto Tajo (zona con mayor densidad de buitres en España).
Las zonas habitadas por los buitres leonados suelen ser montañosas, aunque en el llano cualquier cantil vertical o extraplomado de más de 50 metros e inaccesible les sirve de buitrera o lugar de descanso. En las zonas montañosas recortadas por profundos valles en los donde se producen brisas ascendentes y anabáticas producidas por el calentamiento de las laderas orientadas al sol.
Cuando el día es térmico, al amanecer, suelen verse en los bordes de los acantilados y barrancos orientados al noreste-este, a la espera de que haga el calor suficiente para poder ganar la altura suficiente para rebasar las crestas y las cumbres. Durante el mediodía suelen aprovechar las rutas apoyadas en relieves orientados al sur y suroeste, para posteriormente apoyarse cuando el sol declina en las laderas oeste y noroeste, horas en las que se empiezan a producir las ascendencias restitutivas, y aprovechando de las distintas condiciones aerológicas han podido recorrer centenares de kilómetros, y dependiendo de la bonanza aerológica de la jornada pueden sobrevolar el llano o sólo mantenerse sobre los relieves montanos, siendo grandes conocedores no sólo del vuelo ascendente sino de las rutas y los vientos apropiados a las distintas alturas para trazar sus recorridos. Al atardecer vuelven a sus refugios, pequeñas repisas situadas preferiblemente bajo un techado de roca y protegidas de los vientos, donde pasan la noche, incuban el huevo cuando es época y sacan adelante a sus crías.
En la Península Ibérica es una especie sedentaria que se puede ver todo el año, pero las poblaciones de otros lugares a veces emigran al sur para invernar y vuelven a sus lugares de origen para reproducirse. (Wikipedia)

Posted in Fotos, Fotos Animales, General | Etiquetado: , , | 2 Comments »

 
A %d blogueros les gusta esto: